• Juliana

Firmeza y Comodidad, Ave de Paraíso

Actualizado: mar 25

Durante esta semana nos enfocaremos en la idea que Patanjali nos expone en el Yoga Sutra 11.46. Sthira Sukham Asanam. Asana es una postura cómoda y firme. Una vez que se logra el balance entre los opuestos, la dualidad dejará de perturbarnos.


Buscaremos sentir sthira (firmeza) y sukham (comodidad) practicando posturas de balance. Intentaremos empezar a abrir las alas y volar hacia el Ave de Paraíso. En esta postura la gracia y la ecuanimidad son requisito para mantener la fuerza y estabilidad en la pierna de apoyo así como la apertura total del torso y de la pierna suspendida.

Comienza en Parsvakonasana con tu pierna derecha flexionada. Lleva tu brazo derecho por debajo de tu pierna derecha y tu brazo izquierdo por detrás de la espalda. Engancha tus manos por detrás de la espalda manteniendo el hombro izquierdo hacia arriba y hacia atrás. Lleva la mirada hacia tu pie derecho, toma una inhalación profunda y llevando el peso de tu cuerpo hacia tu pie derecho da un paso largo con tu pierna izquierda llevando el pie izquierdo hacia adelante.


Ahora lleva el peso a tu pierna izquierda y comienza a despegar el pie derecho del tapete. Mantén el amarre de tus manos por detrás de la espalda. Vuelve a inhalar profundo elevando el torso hasta mantenerte de pie sobre la pierna izquierda. Con tu exhalación alarga la pierna derecha manteniendo el amarre por detrás de la espalda. Lleva tu mirada hacia el lado izquierdo. Siente la fuerza en tu pierna de apoyo que te ayuda a mantenerte firme y estable (sthira), y al mismo tiempo siente la apertura (Chakra 2 y 4) en tu torso y tu pierna derecha. Ahí mantén tu enfoque y sigue respirando profundo (sukham). Para deshacer la postura regresa con mucho control el pie derecho hacia el tapete, lleva tus manos hacia la tierra y descansa en balasana. Después de unas respiraciones estás listo para trabajar el siguiente lado.


Cultivaremos balancear fuerza y apertura, estabilidad y movilidad, y en especial, sentir el reto y la comodidad. Aquí lo importante es intentar ir hacia ese lugar que es menos cómodo para ti. Es decir, tratar de salir de tu zona de confort. Si eres una persona que al pararse sobre el tapete se siente fuerte, intenta trabajar mas hacia la flexibilidad y viceversa. Aprovecha esta oportunidad para explorar el opuesto con lo que tu mas te identificas. Verás que al llevar esta práctica fuera del tapete lograrás expandir el rango de posibilidades y tu vida se enriquecerá.

Durante el proceso te puedes dar la oportunidad de experimentar y sentir tu práctica de una manera que antes era inimaginable. Trata de mantener tu interés y enfoque en el juego de acciones duales/opuestos complementarios y no en la postura final. Verás que en el momento indicado te sorprenderás al sentir tus alas abrirse y volar como toda un Ave de Paraíso.


Te invito a compartir como experimentas sthira y sukham, los opuestos complementarios dentro y fuera del tapete.



Te comparto mi experiencia:

Soy una persona sumamente flexible en la espalda. Esta flexibilidad me permite abrirme al máximo en las posturas de extensión hacia atrás. Al principio cuando empezaba a practicar yoga creía que esta era una gran ventaja para mí. Con el paso del tiempo y conforme fui avanzando en mi práctica me di cuenta que al no cultivar la fuerza en mi cuerpo la flexibilidad total me rompía. Al ir hacia el extremo de la flexibilidad mi cuerpo se soltaba y perdía estabilidad. Ahora soy mas consciente de la importancia de mantener un balance entre los opuestos para que la postura se mantenga firme y cómoda. En mi vida este trabajo de balancear los opuestos complementarios me ha ayudado a mantenerme firme con los límites. Reconocer que la apertura total aveces no es lo mas sano y que es necesario encontrar el punto de equilibrio para lograr decir sin miedo y con confianza NO a aquello que sabemos que no es lo mejor para nuestra vida y SI a aquello que nos nutre y permite evolucionar como seres conscientes.


BENEFICIOS

  • Trabaja la flexibilidad en las ingles

  • Trabaja la apertura de la cadera, de los hombros y el pecho.

  • Cultiva el balance y la flexibilidad

MODIFICACIONES

  • Haz lo que puedas. Hasta donde puedas llegar está bien.

  • Recuerda que esta es una postura avanzada en el sentido de fuerza y flexibilidad.

  • Comienza intentando despegar el pie del piso y desde ahí mantén el torso largo y la pierna flexionada.

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo