Crianza con consciencia y libertad: cambiando patrones y creencias.

Después de meses ausente por estos rumbos vengo a compartirles un poco de mi experiencia de las últimas semanas. Este blog lo dedico a todas aquellas mujeres guerreras que se encuentran “solas” en la crianza de sus hijos. Esta es mi situación actual. La comparto porque siento que es necesario crear lazos de hermandad entre nosotras mujeres guerreras, trabajadoras, educadoras, doctoras…etc., etc…de nuestros hijos. En mi experiencia, al acercarme a otras mujeres y en especial a mujeres que se encuentran en una situación similar a la mía, me siento acompañada, me doy cuenta que no soy la única y reconozco que al compartir con otras mujeres y escuchar otras historias me da fuerza para seguir adelante en la crianza de mi hija y verla crecer sana, fuerte, segura de si misma e independiente. No estoy sola, no estas sola.

Recientemente pasamos por una situación difícil en donde mi reacción inmediata fue sobre proteger a mi hija. Este fue mi instinto maternal reloaded. Yo creía que al sobre protegerla la apoyaba pero después de un mes me di cuenta que era todo lo contrario. Le estaba haciendo muchísimo daño. Frente a mi tenía a una niña inestable emocionalmente, berrinchuda, gritona, contestona. Esta niña no era mi hija. La desconocí completamente. Me preocupé muchísimo, me asusté, me confundí. No entendía nada. ¿Como podía ser que yo le estaba dando “todo” a mi hija y ella me correspondía de esa manera? La respuesta fue mas simple de lo esperado y consistió básicamente en lo siguiente:

1. Establecer límites seguros

  • Limitar el uso de “pantallas” a treinta minutos al día. (televisión, tableta, computadora)
  • Establecer una rutina durante la hora de la cena. En mi caso es una situación especial porque Elea cena mientras yo estoy dando clase. La nueva regla es cenar en el comedor y no viendo televisión como antes lo hacía. El primer día que llevamos a cabo esta regla Elea me dijo: “Mamá, me gustó mucho cenar en el comedor porque disfruté mucho la comida y comí bien rico. Cuando cenaba viendo la tele la comida no sabía tan rica.” Al escuchar esto me quedé con la boca abierta. Fue increíble como este cambio tan pequeño hizo una gran diferencia.
  • Respetar la rutina y la hora de dormir.
  • Bañarse sola. Normalmente ella me pedía que le ayudaran a bañarse porque le daba flojera. Yo aveces accedía y realmente no había una firmeza de mi parte en este aspecto. Cuando le dije que ya no la iban a ayudar a bañarse hubo mucha resistencia de su parte pero finalmente me dijo que había disfrutado mucho su baño porque había descubierto una manera agradable de bañarse sola.
  • Vestirse sola por las mañanas.

2. Ser firme y mostrarme segura ante ella

  • Con este punto me refiero a mantenerme firme con las “reglas de la casa” que mencioné anteriormente. Me he dado cuenta que cuando me mantengo firme ante ella con mis palabras y acciones, esto le da seguridad. Yo no es esa niña dispersa donde todo lo que pedía se le concedía. Ahora sabe hasta donde si se puede y cuando no. Está mas consciente del tiempo que pasa frente a una pantalla. Reconoce y se da cuenta que al ver mucha televisión o computadora se le cansan sus ojos. Aveces me sigue preguntando si la pueden ayudar a bañarse. Le digo no a la primera y ya no vuelve a insistir. Estos cambios sutiles han hecho una gran diferencia. El ambiente en casa es mas armonioso y lo importante es que ya sabemos que hacer si vuelve a haber inestabilidad en la casa.

3. Pasar mas tiempo al aire libre

  • He comprobado que los días que juega al aire libre ella es una niña mas plena y feliz. Le encanta trepar árboles, correr, parase de manos en el jardín, saltar la cuerda, jugar a la pelota. Después de varios días de encierro por frío y lluvia me dijo : “¿Puedo salir a jugar antes de hacer la tarea? Siento mis piernas como si fueran mi corazón. Están latiendo bien fuerte porque ya no aguantan. Necesitan salir a jugar.” Antes mi razonamiento era, primero hacer tarea y si hay tiempo salir a jugar. He cambiado de opinión. Ahora le doy permiso de salir un rato antes de hacer tarea, aprovechando la luz y el calorcito del sol en esta época del año. Creo que es importante que viva su libertad cerca de la naturaleza haciendo lo que mas le gusta. Cuando es tiempo de hacer tarea entra con muchas ganas porque se siente satisfecha de haber jugado afuera.

elea1

En resumen, lo que me ha funcionado es cambiar creencias y patrones para vivir en armonía con mi hija y hacer del ambiente de casa un ambiente pacífico. Esto lo conecto muchísimo con mi práctica de yoga. Durante los últimos meses me he enfocado en cambiar patrones en mi práctica dentro del tapete. Para mi el tapete es como un pedacito de mi vida, es un espacio que me permite experimentar y aprender para transformar y estar mejor. Es el microcosmos. Lo que aprendo en este espacio lo puedo transportar fuera del tapete hacia mi vida diaria. Al macrocosmos. En el próximo blog compartiré algunas recomendaciones de como empezar a trabajar con soltar y cambiar patrones y creencias dentro del tapete. Mientras tanto, hago un llamado a aquellas mujeres que se sienten solas en la crianza de sus hijos. Recuerden que no estamos solas y que al compartir nuestra experiencia y escuchar a otras mujeres nos enriquecemos. Sigamos creando lazos de hermandad para acompañarnos en este camino, criando a nuestras hijas/hijos en libertad, paz, armonía y mucho amor.

2015-01-07 15.36.35

Gracias por leerme:) Me encantaría escuchar tu experiencia!!

Si conoces a alguien que se pueda beneficiar de esta información por favor comparte <3

Espera le segunda parte de este blog! Soltando y cambiando patrones y creencias desde el tapete.

Nos vemos pronto!
Juliana <3

6 Comments

  1. María Elena Cueva febrero 13, 2015 6:12 pm

    Las amo, y me siento orgullosa. :-)

    Reply
  2. esther febrero 13, 2015 6:35 pm

    A mi me crio mi mama sola y creo q no sali tan peor. Esther

    Reply
    • juliana febrero 13, 2015 8:11 pm

      jajajaj!! Te digo!! Me encantan tus comentarios, siempre me hacen reír y sonreír!! Y no, no saliste tan peor!! Love you:)

      Reply
  3. Alida Madero febrero 13, 2015 10:18 pm

    Hola Jules, de mamá (sola) de 3 maravillas desde los 30 años, al dia de hoy (han pasado 20) te aplaudo eres sabia, valiente y Elea ten la seguridad de que va firme… sera de adulto un ser humano pleno y feliz! un abrazo

    Reply

Responder a María Elena Cueva Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*