Soltar con consciencia – Upavistha Konasana

Hoy llevé a Elea mi hija a andar en bicicleta. Desde hace días he querido quitarle las rueditas para que aprenda a balancearse en dos ruedas. Mientras pedaleaba le dije “ya es momento de quitarte las rueditas.” Su respuesta fue un profundo silencio y una cara de angustia. Al sentirla un poco tensa le dije “tienes que aprender a soltarte sin perder el control y así encontrar el balance.” Le di ánimos diciéndole que ella es muy buena con el balance y es fuerte y que seguramente aprendería muy pronto y con facilidad. Finalmente la sentí mas tranquila. Me di cuenta que lo que le acababa de decir a Elea es una gran lección que todos  podemos aplicar, inclusive durante la práctica de yoga. Soltar con consciencia, con control para encontrar el balance y fluir con libertad. Una buena postura para sentir esta idea es Upavistha Konasana. La postura del ángulo abierto con flexión hacia adelante.

¿Cómo empezar a practicar Upavistha Konasana?

Comienza sentado en Dandasana con piernas estiradas al frente. Flexiona tus pies, mantenlos activos y empuja los talones hacia adelante. Siente tus caderas firmes hacia la tierra con la columna larga hacia el cielo. Apoya tus manos a un lado de tus muslos sobre la tierra sintiendo el soporte en la postura, la conexión de tu cuerpo con la tierra. Escucha tu respiración y siente como con cada respiración tus piernas se fortalecen, tu columna se alarga y tu pecho se expande. Recuerda la intención: soltar con consciencia, con control para encontrar el balance y fluir con libertad.

IMG_4712

Después de unas diez respiraciones abre tus piernas hacia los lados formando un ángulo de 90 grados aproximadamente. Tus pies siguen flexionados y activos. El torso se mantiene largo mientras tus manos presionan hacia la tierra. Siente la fuerza de tus piernas. Los muslos presionan hacia la tierra mientras las rodillas ven hacia el cielo. Sigue conectado con tu respiración.

IMG_4728

Sin perder la fuerza de tus piernas lleva tus manos al frente entre las piernas con tus brazos estirados. En tu próxima inhalación empuja los talones y metatarsos hacia afuera alargando también la columna hacia arriba y al exhalar camina tus manos hacia adelante. Haz una pequeña pausa al tener el torso a 30 grados flexionado al frente. Aquí sigue sintiendo como tus rodillas siguen viendo hacia el cielo y tus muslos presionando hacia la tierra. Las caderas se mantienen firmes con los isquiones conectados a la tierra. Recuerda que la flexión se trabaja desde la articulación de la cadera y no con la espalda baja.

IMG_4724

Siente la base de la postura firme y en contacto con la tierra. Utiliza cada exhalación para seguir caminando tus manos al frente. Recuerda alargar y crear espacio en la columna con cada inhalación antes de flexionar hacia adelante. Si sientes que tus pies, rodillas y muslos se giran al frente camina tus manos de regreso hasta que puedas sostener la base de la postura correctamente. No te dejes caer de la bicicleta. Recuerda que estamos trabajando en encontrar el balance entre mantenernos activos y relajados.

 

IMG_4725

Siempre y cuando la base de la postura se mantenga fuerte y activa (pies flexionados, rodillas al cielo, muslos presionando hacia la tierra, isquiones hacia la tierra) puedes profundizar la postura ayudándote de la respiración. Con la inhalación alargas y con la exhalación vas mas hacia adelante y hacia abajo. Es probable que logres tomarte de la parte externa de tus pies o enganchar dedos gordos de tus pies. Trata de permanecer en la postura por lo menos tres minutos. Mientras estas ahí cierra tus ojos y reconoce todo el trabajo que te costó llegar ahí. Siente como al permitirte soltar con consciencia, con control, lograste encontrar un balance con tu cuerpo y tu mente. Siente como este balance controlado te permite estar bien y fluir libremente.

IMG_4719

IMG_4720

Imagina estar sobre una bicicleta disfrutando de ese control con toda la confianza y seguridad del mundo, en total libertad, fluyendo y sintiendo el aire fresco en tu cara.

IMG_4705

Cuando estés listo para regresar inhala profundo y con la exhalación camina tus manos de regreso hasta tener el torso al centro. Vuelve a cerrar tus piernas en Dandasana y sigue conectado con tu respiración sintiendo el soporte que te da la tierra.

BENEFICIOS

  • Alarga parte interna y posterior de muslos
  • Estimula órganos abdominales
  • Refuerza la columna
  • Calma la mente
  • Relaja las ingles

RIESGOS

  • Ingles
  • Rodillas

MODIFICACIONES

  • Cuando hay poca flexión en la articulación de la cadera se recomienda sentarse sobre una o dos cobijas.
  • Cuando hay hyperextensión de rodillas se recomienda flexionarlas un poco.
  • Como postura restaurativa utiliza almohadas o cojines al frente para descansar el torso y la cabeza.

Te invito a compartir tu experiencia

¿Cual ha sido tu experiencia practicando Upavistha Konasana? ¿Como llevas esta experiencia del tapete hacia la vida diaria?

Gracias por darte el tiempo de leerme. Cualquier comentario sobre este blog es bienvenido. Si la información te ha sido útil y crees que a alguien mas le pueda interesar te invito a compartirlo.

Nos vemos la próxima semana :)

Juliana

 

 

 

 

 

 

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*